Pesebre Viviente en Lengua de Señas. Ntra Señora de la Merced. Merlo

Hablar con las manos es tan gratificante, como ponerle voz a las historias. Esta vez mis manos contaron la historia más hermosa de la humanidad: el nacimiento del Niño Dios...






Gracias a Analía que que invitó para que una mamá sorda comprendiera la representación del pesebre. Gracias por buscar la inclusión, por intentar una y otra vez que este mundo sea siempre un lugar para todos!!!

Comentarios

  1. Norma, en el mejor sentido tus experiencias me resultan tan familiares y ten envidiables, disfrutó, tanto!

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar
  2. Norma, te felicito de corazón por el recorrido maravilloso que has hecho este año llevando poesía, belleza y emoción a tanta gente. Te abrazo y te deseo toneladas de bendiciones.
    Ana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario