viernes, 13 de agosto de 2010

Colegio Linconl- Belgrano



Cada visita de la abuela es impresionante, las historias de los juguetes, las caritas asombradas.
Las risas que van y vienen, la emoción y la ternura a flor de piel...

1 comentario:

  1. ¡Emocionante! Poder dibujar una sonrisa en un niño es algo maravilloso. :) Enhorabuena por eso.

    ResponderEliminar