Palabra Fiandeira

Esta es mi colaboración para la revista Palavra Fiandeira, a propósito de celebrarse en Brasil, el Día de los enamorados


NORMA LUGO


El amor

Un instante puede ser infinito…
La tierra entera puede caber en una mirada.
Los latidos del corazón pueden galopar alocados o marcar serenamente el ritmo de los años.
Un recuerdo, un aroma, una canción…
Manos suaves en noveles caricias, fuertes acompañando el trabajo o frágiles y aletargadas.
Suele ser lágrima, desgarro y también carcajada.
Huele a incienso, a golosina, a campo después del aguacero, a comida caliente y a deseo.
Es mar infinito, y eterna cumbre nevada.
Se alimenta de esperanzas, sueños y tropiezos.
No hace trampa, aunque algunos sean tramposos.
Da, pide, entrega, reclama y vuelve a dar.
Enciende las luces del universo y puede su ausencia ser la más absoluta oscuridad.
Es paciente y ansioso, débil y fuerte.
Lejano, interno, efímero y eterno.
A su paso nada permanece igual.
Basta una sonrisa, una intención, un anhelo.
Sacude lo más profundo, renueva con su aliento.
Cura, sana, es estigma y aura.
Se hace letra, poesía, canto amargo o letanía.
Entibia el frío más intenso, anima, acompaña y es alimento.
Acuna, abraza, eriza, calla.
Aprende, enseña y vuelve a aprender.
Es palabra, silencio y acción.
Danza, gatea, vuela, ruega.
Es, fue y será…simplemente EL AMOR

El amor es fuego inagotable, fuente de toda inspiración, basta recorrer la literatura para descubrir cientos de escritos en su nombre: tragedias, dramas, comedias, novelas, poemas, cuentos. En cambio pocas veces el amor es tapa de diarios y revistas. No es noticia, aunque sea el motor que todo lo mueve.
Puede disfrazarse de mil colores, vestirse de blanco o andar en harapos. Es extraño es tan antiguo como la humanidad y a veces esta parece desconocerlo.
Es omnipresente, pasado, presente y futuro, aunque todavía en algunos rincones del planeta se desangre, y algunos jueguen a vencerlo.
Nos antecede y nos precederá.
Creo, afirmo, proclamo como primicia universal: El amor es una realidad y esoportuno festejarlo. Ya sea como parejas, como madres e hijos, amigos, vecinos, maestros, escritores, ancianos y jóvenes, religiosos, ateos, soñadores y pesimistas…, humanos, naturaleza entera, universo: celebremos al amor!!!

Norma Lugo

Comentarios

  1. hola, Norma!!!! me encantó lo del amor!!!Creo que nos cambia la vida!!!estás hermosa en la foto!!!Te dejo un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Precioso, Norma! Siempre viene bien un baño de amor. Y esa invitación a celebrarlo, ya que es tan huidizo, que cuando creemos que abunda, desaparece de pronto; y cuando lo creíamos perdido ya, nos sorprende con sus infinitas piruetas.
    Abrazos amorosos.
    Ana

    ResponderEliminar
  3. Tu fabuloso escrito sobre el amor, condensó de manera impecable las estrellas del cielo, todos los granitos de arena en los océanos, todas las rosas en el mundo y todas las sonrisas que hay en las historia de amor que se tejen segundo a segundo en el universo! Un poema que nos da una idea de cuánto amas y celebras el amor!
    Un Besito Marino!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por sus palabras:
    Silvina; Te mando un beso grande!!!

    Ana María: Te mando un abrazo con toda el alma!!

    Tita: Qué dulzura en tus palabras!!! todo mi cariño!!
    Gracias por compartir... las admiro, las sigo y las invito a seguir celebrando el amor, en la pintura, en la poesía, en los cuentos...en la vida!!!

    Norma

    ResponderEliminar

Publicar un comentario